GRECIA, CHINA, IRAN… LLUEVE Y NO ESCAMPA

Publicado: 15 julio 2015 en General

IRAN Y OCCIDENTE SE ACERCAN

   Un acuerdo histórico, ¿un desastre para Venezuela?

   Cuando la gente está salada, está salada, por suerte hay quienes ni cuenta se dan que están rodando. Mientras en el mundo ocurrían cosas serias porque afectan a la única industria a la que la revolución socialista redujo a toda Venezuela, la petrolera (todo lo demás lo destruyeron, tal y como se hizo en la Unión Soviética y en la misma Cuba, los errores de los eternos equivocados),  aquí el presidente Nicolás Maduro Moros se dedicaba a insultar de manera desaforada y algo demencial a Henrique Capriles Radonski por televisión (y hay que hacerle pruebas, una persona sana o en su juicio no se pone así, sobre todo si le dicen presidente), porque este le preguntó qué carrizo hizo él como canciller en los seis años que estuvo al frente de la Cancillería de Venezuela, y con los dieseis años en el gobierno, por recuperar el Esequibo para ahora salir a hablar paja bien lejos de la zona. El colmo es que todavía pretenden engañar a los venezolanos diciéndonos que no, que no es Guyana la que está haciendo eso, es que los hechizaron a todos con algún conjuro mayamero (así como dicen que el hampa no es hampa sino paramilitares mandados por Uribe Vélez). ¿Qué pasaba en el mundo mientras Nicolás Maduro Moros perdía el tiempo en tonterías, nacidas de la rabia porque la gente no le compra el cuento del nacionalismo y sigue hablando del hambre, la brutal inflación y la horrible inseguridad de las bandas armadas a quienes se entregaron vastos sectores del país? Tres cosas muy puntuales.

   Grecia, después de tanta alharaca (el disgusto de la gente que no vigiló a sus políticos mientras los endeudaron y los robaron), tuvo que terminar aceptando la ayuda de la Zona Euro, lo que habla de que estos tendrán que poner plata para sostenerles y a los griegos les quitaran hasta las cejas para que paguen por esos préstamos. Claro, si fueran autosuficientes no le deberían a nadie, ni necesitarían a nadie si contaran con un fondo de excedentes petroleros de casi novecientos mil millones de dólares como los reunidos por Noruega, pero ni ellos ni nosotros. Es el destino de la gente infantil en sus entusiasmos. Aunque se aplaudió a rabiar, desde todas las instancias del Gobierno, cuando Grecia rechazó en referéndum esas medida, aquí ellos nos aplican de manera brutal el salvaje paquete de medidas neoliberales de Nicolás Maduro Moros para sacarnos la plata de las venas abiertas, a nosotros, ahora que dejaron las reservas en la ruina total, de donde entendemos que no es que no saben lo que hacen, no lo saben, pero también mienten de manera descarada cuando intentan endosarle a otros la responsabilidad que tienen en este desastroso momento histórico. La ayuda que Europa tendrá que darle a Grecia, las sospechas de que eso puede terminar pasando en Portugal, Irlanda y la misma España (enfermos de infantilismo, es decir, populismo), frenará el crecimiento de la economía del viejo continente, cosa que incidirá en la baja de la demanda petrolera. Nuestros barriles, ahora que cada centavo cuenta después del despilfarro colosal de la corrupción, valdrán menos.

   China ha entrado en un corralito donde la burbuja de crecimiento ya no puede seguir manteniéndose (mucha gente; por muy malos que sean los salarios y las condiciones, son muchos, y el mundo ya no está para comprar tanta cháchara), y sus inversiones se reducirán afectando en Latinoamérica a tres economías que los tenían en la mira, Brasil, Chile y la horriblemente necesitada y menesterosa Venezuela. Menos demanda de petróleo. Ahora pasa esto, Irán pacta con Occidente lo de su desarrollo nuclear. Después de toda la paja loca que habló Ahmadinejad y el mismo Hugo Rafael Chávez Frías, Irán llega a un acuerdo con americanos y alemanes para un control del programa nuclear que permita retirar las sanciones contra el país persa, porque se impuso un mínimo de sentido común, porque se entiende que tener petróleo bajo la arena y a la gente pasando hambre es criminal y peligroso (aunque las medidas eran necesarias; no fue cuento, no es que la gente les tenía rabia, en tiempos del Bocón, expresado por ellos, la idea era borrar a Israel del mapa), sólo un necio como Ahmadinejad, que sí comía y vivía bien, podía mirar indiferente el futuro de su gente que sí pasaba trabajo, con el subsuelo lleno de oro negro. Como lo hace aquí el socialismo; mientras viven bien, se llenan los bolsillos a dos manos, cuentan con ejércitos de guardaespaldas para cuidarles y pueden viajar a otros países por atención médica, incluso llevándose las niñeras, les sabe a casabe el desastre en el cual han hundido a los demás.

   El fin de las sanciones contra Irán, acuerdo criticado duramente por un enemigo histórico en la zona, Israel, enviará al mundo casi dos millones y medios de barriles diarios de petróleo, en un mercado que se contrae por la crisis económica que asola a los grandes mercados, saturando aún más la oferta. Nada más hoy, bajó otro dólar el precio del barril. Esas cuentas, que ya en una nación cercana y latinoamericana como Colombia se sacan (hablan de que se reducirá la inversión social el año que viene en no recuerdos cuantos millones de pesos), aquí ni se menciona, y no sabemos si siquiera saben que todo eso si afectara el precio del poco petróleo que esta PDVSA arruinada, saqueada y endeudada puede producir. Las necedades siempre terminan cayendo por su propio peso; era una tontería de los griegos creer que no pagarían y que aún así les prestarían más para que funcionaran como nación; era una ingenuidad tirando a idiotez soñar que en un mundo que se reduce en lo económico China podría mantener un ritmo constante de producción; como lo sería, aquí, no imaginar que esa apertura de Irán al mundo saturará aún más el mercado petrolero derribando todavía más los precios, cosa grave para una pequeña nación reducida por la corrupción e incompetencia de sus mandatarios a la dimensión de un pozo petrolero únicamente. Cabe preguntar, ¿sabía la Cancillería venezolana que ese acuerdo de Irán con Occidente estaba por ocurrir? Seguro dicen que si, ¿se están tomando o se tomarán medidas para enfrentar ese panorama como no sea ir rematando lo que todavía queda? Lo grave es que uno sospecha que no sabían un carajo, de hecho casi lo confiesan cuando sostienen que nada sabían de los acuerdos comerciales que el gobierno anterior en Guyana (amiguitos de Hugo Rafael Chávez Frías, quien les regaló un territorio que no era suyo antes los aplausos de Nicolás Maduro Moros, los diosdadocabellos y las maripilishernadez del régimen que ahora se desentienden), estaba firmado con compañías norteamericanas, chinas y brasileñas para sacar petróleo del Esequibo.

   Y uno teme precisamente eso, porque mientras todo esto ocurre en el mundo, Nicolás Maduro Moros se dedica a insultar a sus rivales políticos porque le preguntan qué carajo hizo mientras era jefe de la política externa en lo referente a la Zona en Reclamación. Circo sin pan. Pura paja.

Julio César Quevedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s