EVO MORALES Y LA GRACIA DEL CRUCIFIJO

Publicado: 11 julio 2015 en General

EVO Y EL PAPA, CUANDO NO SE PIENSA LO QUE SE HACE

   O es presidente o es payaso, no puede ser las dos cosas.

   La de manos de comentarios que ha desatado el regalo de Evo Morales, presidente boliviano, al Papa Francisco, en el reciente paso del Pontífice por su país, el crucifijo con el símbolo más acabado del comunismo, el de la Santa Madre Rusia, el martillo y la hoz, que luego fue impuesta a las tierras invadidas y sometidas. Van desde los que lo consideran una grosería que molestó al Pontífice (que puede ser), hasta quienes alegan que no tuvo nada de malo hacerlo porque refleja la manera de pensar de mucha gente, la lucha espiritual y social; esta corrompida concepción puede derivarse del viejo cuento de que el socialismo, o el comunismo, se ocupa de la gente, de su dignidad y especialmente de su libertad, aunque la evidencia a nivel mundial, y en todo tiempo, sólo demuestra que por donde pasa un régimen de estos sólo dejan atraso y miseria, desde la extinta Unión Soviética en su cara más dura en el pasado, a Grecia, en su cara más populista en el presente. Los habladores de paja, los justificadores del fracaso, esos continúan eso sí, con las mismas excusas.

   Personalmente creo que tras el gesto no se oculta nada siniestro, no un alegato de Evo Morales de que Bolivia no está con la Iglesia Católica y que se le acosará hasta acabar con ella. Como todo el mundo sabe, no tuvo la religión (no sólo la católica, todas), peor enemigo que el ateísmo comunista, no por la fe en sí sino porque el régimen quería controlar las mentes y corazones de las poblaciones cautivas, que creyeran en los imaginarios y la superchería estatal en lo espiritual, como controlaba las vidas por el temor y la inseguridad a manos de las fuerzas de represión. Templos, ritos e imágenes fueron cerrados, destruidos; monjas y curas fueron ferozmente perseguidos, encarcelados, exiliados, torturados y muchos asesinados en la ex Unión Soviética, Polonia, Lituania, así como en China y Cuba misma. La peor enemiga, la gran perseguidora de clero era el estado comunista. ¿Es lo que quiso implicar Evo Morales? ¿Quedará Bolivia fuera del área de influencia de la Iglesia Católica? ¿Pretende perseguirla? ¿Espera lograrlo? ¿O… no sabía lo que hacía? ¿Es otra gracia que se transforma en morisqueta por ser excesivamente idiota? Me temo que se trata de esto, no fue maldad, no fue una declaración de guerra a muerte contra el clero, no su manifiesto de odio al papado, fue simplemente ridiculez de alguien que no conoce muy bien la historia de aquello que dice representar y admirar. En el mejor estilo del Socialismo del Siglo XXI, el de la habladera de paja. Algo apurado por el sofocón salió a decir que ese crucifijo era un símbolo de la unión que debe haber entre la rebelión de los pueblos oprimidos y la búsqueda de justicia y libertad. ¿Con el símbolo con el cual Risa esclavizó a la Europa Oriental durante más de cincuenta años? ¿No hay por ahí un verdadero símbolo de libertad? ¿El que sea?

   Y aquí seré un poquito irrespetuoso, pero viendo la imagen, la cara de Evo pensando que se la está comiendo, el crucifijo con los símbolos del peor enemigo de la religión, y el gesto del Papa, este pareciera estar pensando: Ah, pero qué marica. Creo que en ese momento debió llamarle la atención para ver si aprendía algo. Allí también falló el Sumo Pontífice.

Julio César Quevedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s