PRIMARIAS DEL PSUV, VOTOS Y VOTANTES: PURA PAJA

Publicado: 10 julio 2015 en General

ULTIMAS NOTICIAS LUNES 29 DE JUNIO

   Como con todo, no lo pensaron antes de anunciarlo…

   Mientras se distancia de la realidad, intentando arrastrar al país a una ficción de sucesos, el Gobierno va quedando aún más desnudo en su precariedad. De sus pasadas primarias, del desolado y deprimente espectáculo que la gente constató porque antes iban y hacían la cola, y ahora no lo hicieron, dio pie al más grotesco de los circos, uno que asusta porque ilustra lo muy reñido que está con el sentido común el presidente de Venezuela designado por Tibisay Lucena en unas votaciones que no auditó como Jorge Rodríguez decía que debía hacerse para que fuera legal; pero no está solo Nicolás Maduro Moros en su desconexión con la realidad, el diosdadomadurismo del régimen, una galería patética de gritones que no sirven para nada útil, le acompañan en el delirio.

   El domingo 29 de Junio, el de las primarias del PSUV, no pudo ser un día más aburrido. Como había tomado un poco el sábado antes, dormí bastante, después de levantarme por unos segundos y tomar café, claro. Luego salí a buscar pan, no encontré y regresé mentándole la madre al Gobierno, y al hacerlo, volver y mentar madres, pasé frente al gran centro de votación de la zona, que tenía gente como cuando uno va a pagar en el último día los recibos de la electricidad y CANTV. No más. Por la televisión, la red comunicacional regentado por las maripilishernandez bajo dirección del G2 cubano, sólo parecía centrar sus tomas en algunos centros, nada de paneos por colas o entrevistar gente afuera. VTV (cubana de televisión, mal escrito), no se dio banquete mostrando las kilométricas colas (no podían, porque en algunas parte hubo concentraciones pero a la gente le vendían carne y otras cosas, tampoco era la vaina que eso saliera al aire o alguien dijera algo). Lo que si llegaba por la red eran las agresiones a los grupos independientes de blogs y canales web de noticias, por filmar esos centros vacíos o la gente comprando esto y aquello. Para el fascismo, lo que pueden ocultar, no ocurre.

   Y la verdad es que fue una reverenda imbecilidad del régimen el intentar engañar a la gente que no salió, o que salió obligada, no sabiéndose qué harán después cuando puedan votar por dos alternativas y en secreto. Inquietaba cuando en horas de la tarde, los diosdadocabellos comenzaron a llenar los medios de comunicación sonriendo como si la cosa de verdad hubiera resultado un gran éxito. Nadie se movilizó por esas primarias, fuera de las colas por comida (no dadas por el régimen, las gigantescas colas de todos los días para conseguir algo, en este país donde antes existían abastos, mercados y supermercados, y uno compraba lo que quería), y de los que intentábamos comprar pan, algo que antes era cosa corriente. Los hacedores de miseria y las viudas de la corrupción ya no representan a nadie. Y se les dijo, otra vez, ese día de primarias… e intentaron disfrazarlo con cuentos y paja.

   Sin embargo, la medida real de lo mal que está el país la dieron dos diarios. El primero fue Últimas Noticias, otrora un gran periódico que le dio bastante quebrantos a su viejo fundador que no bajaba la cabeza ante nadie, luego fue vendido por unos herederos indignos del viejo, no se sabe a quién (y se habla de la poderosa mano del blanqueo de capitales y que por eso el régimen no investiga). Dicen, del viejo, que este no quería mucho a esta gente, desde el principio, y sus razones pareció tener. Como sea, el día siguiente, lunes, Última Noticias tituló “3.162.400 votos en primarias del PSUV”, con grandes letras. Que se supiera que eran más de tres millones de votos en contra de los escasamente seiscientos mil votantes que asistieron a las primarias de la Oposición. Contados esos seiscientos mil de la oposición, uno por uno, por la gente del CNE, cuya directiva es militante del partido de Gobierno y nunca le perdona una a quienes se oponen. La noticia era dura para el otro grupo, ¿verdad? Tres millones contra sesioncitas mil en convocatorias. Pues bien, Últimas Noticias estaba, no mintiendo, pero si pretendiendo engañar a la gente, como lo explicó en su programa de la Unidad, Jesús Torrealba, esa misma mañana. La verdad es que esos tres millones y pico contados eran de votos, no de votantes, ya que la mayoría de los asistentes debían elegir dos o tres candidatos por circuitos. Una sola persona emitía dos y tres votos. Y cuando se cuenta el número total de votos emitidos por la cantidad de posibles diputados es que se tienen los tres millones y pico. Y si la mayoría debía emitir dos o más votos, la verdad es que a la primarias general del PSUV, en todo el país, no concurrieron ni millón y medio de personas, vamos a decir que casi dos, si somos generosos o les creemos a las señoras del PSUV que dirigen el CNE, ente de donde se coló la información de que no fueron, ni de lejos, la cantidad que los diosdadocabellos quisieron hacer creer.

   El periódico, estrictamente hablando, no mintió, pero intentó engañar de manera miserable, cosa que no es extraña en los regímenes fascistas desde los tiempos de Mussolini y Hitler para acá, llevado a la locura por Stalin, más tarde. Y el cuento de los tres millones de votos que no existieron se prueba porque ni por un segundo se encadenaron a las colas de personas votando, ni mostraron las firmas en los cuadernos. Cosa que explican alegando que si la Oposición, a quienes si les cuentan los sufragistas uno a uno para que no inventen cifras, no muestra los cuadernos ellos tampoco tienen que hacerlo. Lo que rompe la lógica réplica es que este es un país bajo un régimen totalitario donde el Gobierno, contando con la Fiscalía y los tribunales, persigue, acosa y destruye a todo quien firma o vota, comprobadamente, contra el brutal régimen. La señora Lucena, ficha política del régimen en el CNE, lo sabe, y no creo que ella sienta el temor de que la Oposición persiga a alguien, cuando no presenta sus libros es para que no se cuente, de manera independiente, las cantidades asistentes. Pero ni siquiera esta directiva vergonzosa del CNE pudo santificar lo de los tres millones de votantes, al menos no lo han hecho aún, pareciera que algo de vergüenza, un poquito, todavía les queda.

   Bien, deberán recordar la habladera de paja que el Gobierno montó, durante días, angustiados de rabia y despechos, enfermos de rencor, sobre la cantidad de gente que asistió a las primarias de la Oposición; cómo estarán ahora cuando, ellos mismos no convocan a muchos más. Y lo peor es que la Oposición sólo llamó a votar en seis estados, el llamado del PSUV fue a todo el país. Son las cuentas que el diario controlado, no señala. Y es lógico, fuera de hablar paja, de trucos y triquiñuelas para perseguir posibles candidatos de Oposición, el gobierno nada hace para corregir los verdaderos problemas del país, donde hambre y violencia en las calles, la inseguridad, se llevan la corona. En un país donde el año pasado la violencia impune asesinó a casi veinticuatro mil personas, el Gobierno inventa que no es el hampa, que no son delincuentes, que es un plan de Álvaro Uribe Vélez que ceduló delincuentes, los nacionalizó, les entregó armas al tiempo que desarmaban a las policías oficiales, y que controló la Fiscalía y los tribunales para que no hicieran nada contra estos violentos mercenarios (es que Uribe Vélez es tan arreecho que manda aquí desde allá, y estos nada pueden hacer contra la siniestra Garra de Satán). Con ese triste circo, ¿quién les va a parar bolas a los hacedores de miserias y a las viudas de la corrupción? Nadie. Y si nadie les para bolas, y no se hará nada para resolver problemas reales del país, hay que joder las toldas de Oposición para las parlamentarias. Es una línea de pensamiento que a ellos les parece normal aunque a los demás nos suene a locura e imbecilidad.

   El otro diario que dio la hora ese lunes, fue El Nuevo País. Aparecía la pareja presidencial, bastante golpeaditos por los duros momentos (hay quienes juraron que eran los dobles), tomando jugo de papelón, titilándolo así el diario: “Tremendo papelón”, y lo fue. Ese ñemeo barato y tonto que tienen contra la realidad sosteniendo que escasez no es escasez, que el hambre no es hambre, que la violencia desatada no es por malandros envalentonado por la debilidad del estado, que todo se debe al rayo de la maldad que nos disparan desde el espacio, es lo que ha apartado a la gente del otrora partido popular. Sólo hay que recordar la cantidad de gente que asistía antes, cuando al difunto Hugo Rafael Chávez Frías convocaba, días cuando se le creían los cuentos que relataba, desbordando la imaginación (locuras, decían algunos). Es en ese panorama que se veían forzadas las risas y las caras felices de los hacedores de miseria y especialmente los de las viudas de la corrupción, gente a la que todos desprecian. Ese fue el tremendo papelón del día de las primarias del PSUV.

EL PAPELON DE LA PAREJA PRESIDENCIAL

   El Gobierno no entiende que el pasado, el stalinismo, el gueto, los muros alrededor de los cubanos para que no hablen, no piensen, no escapen, es imposible de sostener para siempre. No se puede volver al pasado, ni a uno ni a otro modelo. La autocracia castrista es atraso y dolor, pero tampoco se debe regresar a una democracia únicamente de nombre, donde la gente se desentiende de su papel fiscalizador, de su obligación de vigilar la marcha del país, de no entregarlo a locos o ladrones, y de su deber para con aquellos que no pueden mantener el ritmo y que luego terminan como un pasivo social que siente que los demás le deben algo.

   Únicamente queda ver hacia adelante, y mirar hacia adelante nunca puede ser el vale, el trueque, el conuco vertical. El proyecto fascista nacido a la sombra del samán de Güere había nacido muerto, y así nos fue intentando darle vida. Han sido dieciséis años perdido, presupuestos robados sin que siquiera se mantuviera lo que la era democrática dejó (como la red eléctrica o la funcionalidad de PDVSA), y los casi novecientos mil millones de dólares por excedente petroleros, fuera del presupuesto, que árabes y noruegos si lograron juntar y que aquí se robaron las viudas de la corrupción. Esperemos que por lo menos algo se aprenda, que la gente deje de ser tan necia, que aunque crea en esto y aquello, según su manera de ver la vida, entienda que hablar paja no es estar haciendo algo. Deseos, señores, no preñan, y eso ya se sabía desde la era de la Colonia, ¿cómo es que ahora parecemos más pendejos?

Julio César Quevedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s