NICOLAS MADURO, EL 5 DE JULIO Y EL FASCISMO A LO NAZI

Publicado: 7 julio 2015 en General

5 DE JULIO FIRMA DEL ACTA DE INDEPENDENCIA

   Cómo no les cae el cuadro en las cabezas.

   Ayer, durante una nueva conmemoración de la fecha de firma del Acta de la Declaración de la Independencia de Venezuela, anunciándose que nos declarábamos libre de las Corona de España, adoptando los principios republicanos y federales, el cual generalmente se celebra con el día libre porque es festivo, tuvimos también el otrora discurso solemne en el antiguo Congreso Nacional, devenido en estos tiempos de decadencia en Asamblea, unas palabras presidenciales dirigidas a la nación y el consabido desfile militar. El combo de todos los años. Eso en teoría, o antes, porque ayer la gente hacía colas interminables, como si fuera un 25 de Diciembre, un Primero de Enero, un Viernes Santo, un Día de las Madres o del Padre cualquiera, para ver si se conseguía algo que llevar a la mesa para medio comer; en eso se fue el día de asueto. El discurso de orden, de boca del señor Aristóbulo Istúriz, de quien se dice que es educador, fue triste y deprimente, juntándose con la payasada del desfile militar mientras una voz hablaba de ejércitos herederos de la gloria de Carabobo y otras memeces semejantes mientras de vaina un ejército de forajidos no se tomaba parte del estado Aragua en ese mismo instante.

ARISTOBULO ISTURIZ Y EL FALSO PATRIOTISMO

   Mientras Aristóbulo hablaba de la independencia que comenzó con Hugo Rafael Chávez Frías (con palabras que parecían de lumpias), una misión de socorro que llevaba ayuda a la frontera venezolana bajo el agua, era atacada y robada por grupos irregulares de las FARC o el ELN, a quienes se les entregó toda la frontera Oeste. Y di por el Oeste estamos mal, por el Este nos va peor después de que Hugo Rafael Chávez Frías entregó la Zona en Reclamación a Guyana por un voto a favor en la OEA, mientras Aristóbulo Istúriz aplaudía ferozmente aquel acto de traición del cual ahora se desentiende con cinismo y malandrismo, por lo que le queda como muy cuesta arriba hablar de un gobierno nacionalista, de un régimen orgulloso y patriótico. Especialmente si la gente en las calles sabe lo que en verdad ocurre, y lo padece, a pesar de esa plaga denominada el maripilismohernandismo que maneja los medios de comunicación bajo las órdenes del G2 cubano, y las páginas de opinión de la red para negar toda realidad e insultar gente.

   Al desfile de los payasos disfrazados de generales, respondía un malandro de nombre El Picure, a quien se le entregó el estado Guárico como zona de paz y convivencia (del gobierno con el hampa, no del hampa para con la gente), que ya ha hecho correr a las autoridades en varia ocasiones, y que ayer, mientras la pantomima gubernamental se daba, salía de su estado y atacaba en otro, Aragua, con su gente, porque unos policías cometieron el delito de detener a dos de sus subordinados. Hablan de casi cuarenta hombres armados que enfrentaron a tiros a las autoridades en Aragua, mientras generales, Nicolás Maduro Moros y Aristóbulo Istúriz hablaban paja en el Parlamento y durante el desfile. Pero particularmente desagradable, y peligroso, fue el discurso de Nicolás Maduro Moros, cuando en lugar de explicar qué ha pasado con cada una de las políticas que han anunciado para enfrentar la crisis, se dedicaba a delirar sobre la guerra que se desataría contra los ricos comerciantes que forman parte de “la conjura económica contra el país”, llegando a decir que lo lamentarían; en ese momento recordó mucho a Hitler, cuando este invadió Polonia y gritaba que si los judíos llevaban el mundo a la guerra (el mundo enfrentando la invasión a Polonia), los judíos serían los culpables y lo lamentarían. Aquel enfermo mental responsabilizaba a otros del daño que él estaba haciendo, y el que ya tenía planeado hacer aún antes de llegar al poder, según ese panfleto mal escrito llamado Mi Lucha, que los partidarios neonazis evitan leer, porque se le nota lo loco y lo peligroso, aunque dicen que lo hacen.

   Ese mismo aparataje propagandístico del totalitarismo se intenta aquí, y ayer el señor que funge como presidente de Venezuela dejó ver su cara más lamentable. Inventarse un enemigo, un culpable para los problemas y desastres que ellos mismos montaron; en este caso se elige a los que denominan “los ricos” (como si quienes se robaron los reales de las reservas no fueran aún más ricos), en ese maniqueo intento de dividir otra vez a la población. Nicolás Maduro Moros y el difunto acabaron con la producción nacional aunque todo el mundo les dijo que era una locura, todo lo importaban para enriquecer a los socios, se robaron hasta el último centavo de la reservas con las que pagaban esas importaciones, se roban lo que hay en oro, desaparecieron los casi noviecitos millones de dólares que debió juntarse por excedentes en los precios del petróleo como si ahorraron árabes y noruegos, y ahora que no hay como pagarle los monos a los proveedores internacionales, ni como comprar nada más… “todo eso es culpa de los ricos”. Aparentemente FEDECAMARAS les dijo que se robaran a dos manos las reservas, que montaran un corralito con las divisas que ya lleva casi dieseis años en especulaciones, que invadieran tierras productivas y dejaran perder todo eso, que saquearan las empresas productivas y las arruinaran; todo eso fue culpa de esa gente malvada, la misma a la que ahora el señor Nicolás Maduro Moros amenaza con el mismo tono y la misa intensión del loco fascista de la era nazi.

   A eso quedaron reducidos Nicolás Maduro Moros y Aristóbulo Istúriz, a gritar que sí, que se robaron todo, que cambiaron las leyes para hacer lo que les daba la gana así fuera ilegal, que usaron la fiscalía y los tribunales para perseguir a quienes les tachaban de ladrones e inútiles (incluso que cambiaron la hora, los símbolos patrios y la moneda), pero para resolver el problema del hampa, crear fuentes de trabajo, dotar hospitales o garantizar la comida, ah, no, para eso si no les dieron tregua los ricos malucos esos. Lo demás podían hacerlo, lo otro no, por culpa de FEDECAMARAS; y a esa tesis se arrojan de brazos abiertos las maripilishernandes del gobierno, tal y como todos dijeron que terminaría pasando, hace casi quince años, cuando les adivinaron fascistas como en realidad lo son. La campaña contra La Polar, de la que toda Venezuela sabe, aún el más lelo, las ganas que tienen de ponerles las manos a lo que los Mendoza levantaron trabajando y no robándoselo del erario nacional, les tiene moviendo a todos los poderes públicos secuestrados a los pies del poder; hasta el defensor de su puesto, el señor Tarek William Saab, de desafortunado recuerdo en las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, se suma a la descarada comparsa donde usan todos los medios que no utilizan para detener al peligroso Picure o a las bandas de la narco insurgencia que reinan a voluntad en la larga frontera Oeste. Pero lo lamentable no es eso, gente cínica e inútil siempre ha habido, lo peligroso es que el señor Tarek William Saab habla paja por televisión, frente a los micrófonos de los medios de comunicación creyendo que está engañando a alguien. En verdad lo cree; cosa que no extraña aunque alarma, porque otra característica del fascismo es terminar creyéndose los mitos y “verdades” sobre la cuales han montado la maquinaria represiva.

   Pero la verdad es que esta gente, fuera de hablar paja, mucha paja, ignoran todo lo demás. Ayer mismo, al saberse el salto al vacío que dieron los griegos (del cual luego culparan a todo el mundo, menos a ellos), alabando el sino guerrero de los griegos, pidiendo que el mudo no les deje solos, se notaba el fariseísmo vacío del señor Nicolás Maduro Moros. Grecia lo que necesitaba de él era que le mandara, como préstamo (ja ja ja), cien mil millones de dólares de esos casi novecientos mil millones que deberíamos tener ahorrados por excedentes petroleros; pero fuera de la paja declarativa, Nicolás Maduro Moros nada puede hacer por ellos, y cómo, si aquí lo único que hacen por la gente bajo el agua por las lluvias es impedir que salgan las noticias en los medios controlados por el maripilismohernandismo. Eso les tocará a los países industrializados cuando los griegos comiencen a pasar trabajo como lo pasan en Somalia. Fuera de que esa negativa griega a pagar lo que pidieron y se gastaron, afecta más a Venezuela que a la Zona Euro, donde las bolsas ya lo esperaban y poco cambió, como no sea que a la larga se frene la inversión europea en todo, cosa que ya hizo bajar, aún más, los ya menguados precios petroleros. Menguados para un país que los necesita por encima de cien dólares el barril para medio comprarles caraotas a los dominicanos y café a los colombianos. Lo que antes se producía aquí, y hasta se exportaba.

   Ese es el problema con el cinismo de quien jamás estudió, se preparó para algo o medio regentó una cantina escolar, no saben de lo que hablan. Pero hablan, porque la paja pareciera alimentarles.

Julio César Quevedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s